Top Tag
El Valor De Desconectarse De Internet




5 mil millones de personas en todo el mundo tendrán conectividad a Internet para fin de año. Con el advenimiento de tecnologías como 5G, la UTI, la agencia de información y telecomunicaciones de las Naciones Unidas, predice que en solo cuatro años se agregarán mil millones de personas adicionales que podrán viajar a velocidades hasta 10 veces más rápidas que la experiencia más rápida actual. La prevalencia de la conectividad en nuestras costumbres, profesiones y salud es el foco de un creciente cuerpo de investigación que advierte sobre la necesidad de reflexionar y generar un entorno más saludable y planificado en esa conectividad que, para muchos, es casi permanente. Con más de dos décadas conectados, más de 17 de esos años con smartphones, y con el empujón que le dio la pandemia a la digitalización que avanza en los más diversos aspectos de nuestras vidas.

Pensar en una tecnología más humana que ponga énfasis en el bienestar de las personas es lo que nos une hoy. La protección de datos personales, el consumo y difusión de información falsa, el uso excesivo de las redes sociales, la conexión permanente y la ansiedad son solo algunos de los problemas que están surgiendo del mundo digital con un impacto real en nuestra calidad de vida y nuestra relaciones De hecho, los mismos usuarios se encuentran frecuentemente atrapados en un uso que reconocemos como dañino pero que no sabemos cómo modificar. A partir de 2020, esta agenda se discutirá en todas las mesas, no solo en las de la industria de TI. Sin embargo, ¿a qué nos referimos realmente cuando mencionamos el “bienestar digital”? En la Conferencia Computer Human Interaction (CHI) en Glasgow, Escocia, en 2019, 32 científicos, académicos e investigadores se reunieron para discutir la definición de bienestar digital. Todos coincidieron en que el tema va mucho más allá de cuánto tiempo pasamos mirando las pantallas, por lo que propusieron la siguiente definición: “Es el grado en que una persona piensa que el uso que hace de los dispositivos digitales está en consonancia con sus expectativas a largo plazo”. objetivos. Cubre áreas como la seguridad, la educación, la comunidad, la salud y el bienestar psicológico. Si no hubiera leído ese trabajo, nunca le habría dado todos estos diferentes ángulos de pensamiento.

Sin un manual, Internet y las pantallas omnipresentes se pusieron en nuestras manos. Esto ha llevado a una vida digital llena de oportunidades, pero también ha llevado a un consumo problemático o ignorante, que hoy exige una estrategia ad hoc. Es necesario un uso más deliberado, crítico y equilibrado de la tecnología como herramienta para lograr nuestros diversos objetivos si queremos vivir plenamente nuestro “ser digital”. Quizás se pregunte cómo podemos saber si estamos utilizando la tecnología de manera saludable en este momento. Hay algunos modelos que pueden ayudarnos a entenderlo, así como las sensaciones que tenemos al usarlo. Dorian Peters, investigador del Centro Leverhulme para el Futuro de la Inteligencia, creó un modelo de experiencia de usuario con muchas esferas de experiencia de usuario para medir o proporcionar información sobre cómo se sienten los humanos cuando interactúan con la tecnología. METUX es un modelo para fusionar la práctica del diseño tecnológico con la teoría de la autodeterminación psicológica (SDT). METUX se puede utilizar para evaluar los efectos de las tecnologías en el bienestar.

El paradigma se basa en la idea apoyada psicológicamente de que tres elementos fundamentales median el bienestar psicológico humano: la autonomía, que es el sentido de agencia que uno tiene mientras utiliza la tecnología y actúa de acuerdo con las propias metas y creencias. Competencia, o sentirse capaz y efectivo para comprender cómo funcionan y nuestra relación, o si experimentamos un sentido de pertenencia y conexión con los demás cuando los utilizamos. Tres puntos a considerar como grupo cuando comiencen a discutir su relación con la tecnología.

Nos reuniremos aquí una vez al mes para trabajar y considerar este aspecto de nuestro bienestar. Para que las herramientas digitales dejen de robarnos la atención y fomentar el ensimismamiento y se conviertan en amplificadores de nuestros talentos y herramientas que nos vinculen cada vez más con los demás.






Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may also like