Top Tag
Por Qué Deshacerse De Las Cosas Que No Usamos Es Una Buena Idea Y Cómo Empezar




Quiero que recorramos juntos el camino del orden. No es un estilo que se hizo popular recientemente. Es un comportamiento aprendido, y doy fe del hecho de que solo mejora nuestra vida y mejora nuestro bienestar. Contrariamente a la creencia popular, ordenar y organizar no es lo mismo. El primer paso para interiorizar esta nueva forma de vida será reconocer las diferencias entre estas dos ideas. Analizar y determinar el mejor método para encajar elementos en un espacio es el proceso de organización. Teniendo en cuenta el espacio disponible y la variedad de nuestros bienes Una metodología sustenta la organización. Mantendremos la limpieza una vez que esto se establezca. El pedido se realiza diariamente o cuando se utilizan artículos, mientras que la organización se realiza una sola vez.

El siguiente paso sería deshacernos de todo lo sobrante de nuestra casa. Con frecuencia comento que organizar cosas que no usamos en nuestras casas es una pérdida de esfuerzo y espacio. Por lo tanto, es crucial deshacerse de todo antes de organizar, incluidos los elementos que están rotos, duplicados, obsoletos o simplemente poco atractivos.

Soy consciente de que es difícil. Y sin duda, no sabremos por dónde empezar. Estas cosas pueden haber sido parte de nuestras vidas desde que tenemos memoria. Comprender por qué nos aferramos a las cosas sería realmente beneficioso para nosotros. y son conscientes del valor que les damos. Según la psicología, transmitimos nuestros sentimientos a los objetos, ya sean seres amados o pedazos de nosotros mismos, por lo que desarrollamos un apego material. Tiene que ver con un vacío dentro de nosotros. Inconscientemente, deseamos llenar los vacíos con posesiones mundanas. Y si bien puede funcionar como una curita, no puede abordar todos nuestros problemas.

La única salida es dejar ir las cosas que ya no necesitamos o utilizamos para dejar espacio a las nuevas en nuestra vida. El primer paso para dejar ir los apegos es tener la voluntad, la determinación y la comprensión de que todo es transitorio. También debemos reconocer el hecho de que muchas de las posesiones que tenemos, muchas de las cuales hemos acumulado durante años, no son necesidades. Debemos tener fe en que incluso si algo se apartara de nuestras vidas, aún podríamos estar contentos. Para evitar ser víctima del efecto rebote, debemos estar bien dispuestos y motivados para hacerlo. Para ello se requiere tiempo y práctica. Es mejor moverse lentamente y evitar desanimarse durante el proceso. Con frecuencia relacionamos las posesiones materiales que ganamos con logros y satisfacción. Estos productos pueden dejar de alegrarnos con el tiempo. Cuando los obtenemos, la alegría que experimentamos se desvanece rápidamente. Sin embargo, hemos desarrollado un vínculo con ellos y es muy difícil para nosotros dejarlos ir.

¿Alguna vez has considerado que todo lo que recolectas pero nunca utilizas es dinero? dinero producido por su tiempo y trabajo. Aunque no quiero que te sientas mal, espero que esta reflexión te despierte. al comprar, una vigilancia nueva Quiero que sigas haciéndolo ya que también disfruto hacer compras para mí. La distinción es que desarrollé habilidades de compra superiores con el tiempo. (En una columna posterior, le mostraré cómo desarrollar mejores hábitos de compra).

Pero hoy, les insto a que comencemos por dejar ir. No solo liberará espacio en nuestro hogar, sino que también nos permitirá conocernos mejor a través de esta actividad. para hacer selecciones más sabias y para ordenar el interior de nuestra casa. También nos motiva a cambiar nuestra atención al presente, mirar hacia el futuro y dejar atrás el pasado. Recordar que dejar ir “algo” no implica olvidar a un ser querido o borrar una experiencia pasada es crucial. Cualquier cosa que deseemos mantener dentro de nosotros lo hará. Una deliciosa sensación de ligereza visual, física y emocional resultará de la reducción del número de objetos con los que tenemos que vivir o trabajar. La capacidad de limpiar nuestra casa más rápidamente y sin tantos desafíos será el resultado de quitar las superficies, minimizar lo que acumulamos en el piso y aligerar nuestros armarios y áreas de almacenamiento. mejorando el flujo de energía y mejorando nuestra capacidad para disfrutar de nuestro entorno.

Aconsejo que clasifiquemos los artículos que estamos sacando de nuestra casa en cuatro grupos a medida que los separamos. No es tan simple como tirar todo después de haberlo puesto en una bolsa. Depende de nosotros si algo se puede utilizar de nuevo o llegar a donde debe ir. No olvides que lo que desechamos podría ser el tesoro invaluable de otra persona. Las siguientes serían las categorías:

Dale un artículo específico a alguien que sepas que lo utilizará como regalo. El elemento se utiliza para seleccionar el receptor.

Donar: dado que generalmente no conocemos al destinatario, es diferente de donar como regalo. Siempre entregue las cosas de manera ordenada.

Vender: Hay varios sitios donde podemos recuperar parte del dinero que gastamos comprando artículos vendiéndolos.

Tirar: Debemos recordar desechar los elementos donde corresponda y, siempre que sea posible, reciclarlos.

Uso el adagio: “Dejar ir no es decir adiós, es decir gracias”, cuando me despido.






Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may also like